“La soldadura es un procedimiento mediante el cual se unen dos metales con un proceso de fusión de las mismas. Esto también se logra mediante un elemento que contiene material de aporte metálico llamado electrodo”.

Básicamente este es el concepto generalizado que se tiene de una soldadura, pero simplemente esto es un proceso más complejo que lo citado anteriormente, puesto que la ciencia de la soldadura involucra muchas variables, lo cual hace que la realización de la misma sea un tema de estudio en los campos de aplicación donde se encuentre involucrado el metal como materia prima.

Mal soldadura

Fig 1: Elemento mal soldado (Fuente Propia)

En este sentido, la confiabilidad en las soldaduras deriva en prácticas de control del proceso de soldadura en sí, para poder obtener un mejor resultado en los procesos antes mencionados, por lo tanto hay que analizar la confiabilidad como una consecuencia de estos procesos.  He aquí la opinión propia de este tema.

Confiabilidad de las soldaduras

La confiabilidad de las soldaduras es resultado de estudios e inspecciones previas para determinar que el resultado de procesos de soldadura sea satisfactorio o no.

Un proceso confiable de soldadura demanda procedimientos estandarizados de trabajo que generen productos de buena calidad.  Para lograr esto se necesita una metodología que tome en cuenta las diferentes variables del proceso (temperatura, tipos de materiales a fundir, material de aporte, proceso, etc.) a fin de obtener el resultado esperado.

Para lograr entender como inspeccionar y aprobar una soldadura, hay que entender primero que existen varios métodos y maneras de soldadura.  Las más conocidas son la soldadura por arco eléctrico y la soldadura por gas. Cada una de ella deriva en otros procesos de soldadura que tiene sus ventajas y desventajas según sea el trabajo a efectuar.  A su vez esto deriva en que cada proceso debe ser revisado de diferentes maneras, puesto que los procesos son distintos entre sí.

¿Qué se debe tener en cuenta para confiar en un proceso de soldadura?

Si se entiende que una soldadura debe tener ciertas características para tener un mínimo de aceptación, también hay que entender que este proceso no puede ser del todo rígido.  Esto es debido a que no todos los trabajos de soldadura necesitan tener un criterio de aceptación y rechazo tan estrecho puesto que si bien es cierto que uno de los parámetros para medir la eficacia de la soldadura es su resistencia, no todos los elementos que son soldados van a ser utilizados para trabajos de alto esfuerzo.

Es por ello que se deben tener en cuenta varios factores a la hora de hacer una inspección.  Podemos tomar en cuenta lo siguiente.

  • Cuál es el uso que se le va a dar al elemento soldado? Esto debido a lo que se comentó anteriormente.  No todos los trabajos de soldadura deben cumplir estrictamente los parámetros normativos en función de su uso.
  • Qué proceso de soldadura se va a utilizar? Evidentemente esto determina el tipo de inspección que se vaya a realizar.
  • Cuál es el tipo de material con que se va a trabajar? Esto es tan o más importante que el proceso en sí, puesto que las características de los metales involucrados en el proceso determinan la calidad del producto terminado.
  • Bajo qué condiciones se va a trabajar? Evidentemente existen varios puntos a tomar en cuenta antes de iniciar un proceso.  Las condiciones de trabajo inciden directamente sobre la calidad de un cordón de soldadura.  ¿Se va a realizar el trabajo en un ambiente cerrado o al aire libre?, ¿el ambiente es agresivo?, ¿Se puede controlar?, ¿bajo que temperatura de trabajo se va a trabajar?, ¿cuál es el estado de los equipos para soldar?.  todos estos puntos inciden en la calidad.
  • Cual es la experiencia del soldador? Todas las variables mencionadas anteriormente no tiene sentido si la persona que va a realizar el trabajo no está lo suficientemente capacitada para realizar un proceso de soldadura. Por tanteo esta condición es casi obligatoria para iniciar el trabajo.  Un operador certificado garantiza que por lo mínimo va a tener en cuenta toda la metodología necesaria para realizar el proceso y garantizar un mínimo de calidad del cordón de soldadura realizado.

Teniendo en cuenta lo antes mencionado, el proceso de inspección es relativamente sencillo, siempre y cuando se tomen en cuenta todas las variables que estén involucradas en el proceso.

Fig 2: Porosidad de soldadura por mal procedimiento
(Fuente: Ensayos no Destructivos – Ing. Pedro Hernández)

En conclusión: el que una soldadura sea confiable o no, depende en gran medida de muchas variables que intervienen en el proceso y que dictamina la calidad de la misma.  Estas variables deben ser controladas en la medida de lo posible.  También se debe ser lo bastante consiente para aplicar los criterios de aceptación y rechazo, puesto que no todas las soldaduras van a tener el mismo trabajo.

Al final, el cliente quedará satisfecho con su producto, el cual no es más que la consecuencia de la aplicación de buenas decisiones y mejores prácticas en los trabajos de soldadura.